Índice del Diccionario de Seguros

Seguro a Todo Riesgo

En los seguros de automóviles, se denomina popularmente "Seguros a Todo Riesgo", a aquellos seguros de coche que, además de incluir las garantías básicas de responsabilidad civil frente a terceros y otras coberturas complementarias, también garantizan la indemnización o reparación de los daños materiales que sufra el propio vehículo asegurado a consecuencia de un siniestro cubierto por la póliza.

Es decir, es el seguro que cubre tanto los daños a terceros como los daños propios en el coche.

Los seguros a Todo Riesgo son los que ofrecen un mayor nivel de protección frente a los daños que pueda sufrir nuestro coche.

¿Qué cubre el seguro a Todo Riesgo?

Existen diferentes tipos de pólizas en el mercado, aunque básicamente hay dos modalidades de seguros de coche a Todo Riesgo:

  • Seguro a Todo Riesgo sin franquicia: En esta modalidad, la aseguradora cubre el total de los años que pueda sufrir el vehículo asegurado a consecuencia del accidente, además de las garantías de responsabilidad civil y otras garantías complementarias.
  • Seguro a Todo Riesgo con franquicia: En esta modalidad, el asegurado asume una parte del coste de un posible siniestro de daños propios y, a cambio, la prima que tiene que pagar es menor.

En general, existe una amplia oferta de seguros de todo tipo, siendo posible contratar aquellas garantías que mejor se adapten a las necesidades de cada uno.

Sabías que...

Si tu vehículo dispone de alguna cobertura de daños propios, también queda asegurado por el Consorcio de Compensación de Seguros en caso de siniestros extraordinarios o catastróficos (Terremotos, inundaciones extraordinarias, terrorismo...)


¿Te ha sido útil esta información?           No    

Seguro a Todo Riesgo sin franquicia: Máxima protección para tu coche y para ti.

El Seguro a Todo Riesgo más completo para tu coche

Ahorra en tu seguro a Todo Riesgo en función de la franquicia que elijas:

Consigue un seguro a Todo Riesgo más barato

Calcula tu seguro a Todo Riesgo sin compromiso:

¿Cuánto me costaría asegurar mi coche a Todo Riesgo?