reparacion o sustitucion de lunas

Reparar un impacto es mucho más sencillo que cambiar la totalidad de la luna, es menos costoso y mucho más rápido. Lamentablemente no siempre es posible. Si la grieta es demasiado grande o coincide en el ángulo de visión del conductor, la reparación no es viable. Además, el impacto ha de estar situado a una distancia de más de 6 cm del borde del parabrisas, y en tamaño no puede ser superior a una moneda de dos euros (40 mm de diámetro).

Compruébalo tú mismo si tienes un impacto, y si todavía estás a tiempo de reparar, no lo dejes para más adelante, pues corres el riesgo de que ya sea demasiado tarde. Acude inmediatamente a nuestra red de talleres concertados. Disponemos de talleres de confianza en todo el territorio nacional ¡Seguro que tienes uno cerca! Tendrás atención preferente y garantía de calidad. Y si tienes contratada la cobertura de lunas, te saldrá totalmente gratis.

Redes de Talleres de Lunas de confianza:

En Fénix Directo trabajamos cada día con el objetivo de dar el mejor servicio a nuestros clientes a través de nuestra red de talleres de reparación de lunas concertados.